Archivo por meses: septiembre 2014

Cantes y Bailes de Málaga

Poesía popular se ha dado en llamar para muchos escritores, quienes han encontrado mágicos versos en las bocas de gente con una incultura que se supondría mayor que la habida en las ciudades. Sin embargo, es en el campo y en los pueblos como los de la provincia de Málaga donde se narraba la vida a través de cantes que llegan al alma para hacerla llorar o bien reír.
El cante popular tiene su origen como auténtico género lírico entre 1.850 y 1.900, por medio del interés surgido entre personajes de renombre que recogían las letras cantadas para recopilarlas en libros o, simplemente, copiarlas en sus obras. La provincia de Málaga es ejemplo claro de ese especie de transvase pueblos-ciudades.
Fruto de ese eco que algunos se empezaron a hacer en el S.XIX es el conocimiento de un amplio abanico de cantares populares, algunos con mayor aceptación que otros entre el gran público; quizás el más conocido sea el fandango popular en sus múltiples vertientes.
Estos cantes se acompañaban habitualmente de representaciones corporales que se fueron sofisticando hasta poder ser llamados bailes. El ritmo vino después, y tuvieron que pasar años para “profesionalizarse” y adquirir rasgos propios que lo identificaran en la Historia. Es por tanto el cante el que esconde la esencia artística de nuestros pueblos, siendo el baile una representación estética que añade singularidad y magia a las palabras.

MosaicoVerdiales
Los principales géneros de cante y subgéneros de fandango popular malagueño son:
La Malagueña. Numerosos artistas le han ido aportando detalles personales, creando ramas de este género de cante y baile como si de un árbol estuviéramos hablando. Es quizás, por ello, el género más popular y retocado, y puede que haya ido perdiendo identidad por tan amplia diversidad. Su sitúa su origen en el pueblo de Álora.
La Rondeña. Surge con este subgénero de Fandango un auténtico dilema, el referido a su origen. Para unos el nombre proviene de tener sus raíces en tierras de Ronda, para otros se hace alusión con las rondeñas a los cantes que los mozos dedicaban a las muchachas durante sus rondas en la noche. Sea cual sea el origen, lo que sí está bien claro es que comparte raíces con otros estilos de cante y baile popular, raíces que se encuentran en el fandango popular.
La Jabera. O cante marinero, puesto que se piensa que su origen se encuentra a bordo de los llamados Jabegotes, embarcaciones típicas malagueñas que se utilizaban para la pesca. Es difícil encontrar verdaderos artistas de la Jabera y se considera el género popular malagueño menos conocido.
Por último, los Verdiales. Seguramente el género de cante y baile malagueño más popular. Tres son los estilos de verdiales que nos podemos encontrar: Montes, Comares y Almogía, cada uno con sus maravillosas señas de identidad.

Verdiales2
Con origen desconocido pero fechado en época anterior a Jesucristo, el Verdial es quizás el subgénero de fandango popular más antiguo de Málaga y, seguramente, de Andalucía. Ciertos detalles como el sombrero de flores y lazos, algunos instrumentos musicales o incluso ciertos movimientos corporales del baile, llevan a estudiosos a situar los comienzos del Verdial en la época de la ibérica prerromana.
El Verdial es la más pura manifestación de la voz del pueblo malagueño; en sus letras podemos encontrar peticiones de mano, quejíos, alegrías, penas,… Pero no todo se encuentra en sus cantes, y es que el Verdial es una manifestación cultural de una riqueza desconocida para el gran público.

Panda_verdiales
En Málaga Gastronomy invitamos a nuestros lectores y seguidores a conocer los Verdiales a través de nuestra visita anual a la Fiesta Mayor: http://ow.ly/AXcfk