Archivo por meses: Mayo 2015

Turismo Cultural en Málaga: Un desafío sociológico

Estamos asistiendo este año a una nueva y desafiante era en Málaga. La provincia y su capital se encuentran en un momento de esplendor museístico y cultural.

Málaga cuenta desde hace décadas con Monumentos históricos de gran interés cultural, y a los mismos se han ido sumando pequeños y grandes Museos en los últimos años.

CAC, Museo Picasso, Museo Thyssen, los recientes Museos Pompidou y Ruso, y próximamente el Museo de Bellas Artes. A estos Museos de prestigio se unen otros con menor proyección turística así como un gran número de Galerías de Arte repartidas por toda la provincia.

En la actualidad, la ciudad de Málaga se ha situado como la tercera ciudad española con mayor oferta museística.

Pero, ¿está Málaga preparada para lo que implica el turismo cultural?

Acostumbrados al sol y playa, y casi sin darnos cuenta, Málaga ha pasado de ser una ciudad de vacaciones a su consideración como una de las ciudades europeas con mayor oferta cultural.

Imagen 1

Berlín, París, Londres o las principales ciudades españolas, Madrid y Barcelona, cuentan con un dilatado y profundo proceso de transformación de conciencia ciudadana. Estas grandes ciudades ya sonaban entre amantes de la cultura y promotores de Ferias artísticas desde comienzos del pasado Siglo XX.

Lo que se ha logrado hacer con Málaga en estos últimos años, sin embargo, es tan brillante como arriesgado.

Sabemos que toda casa se empieza a construir por los cimientos, pero ¿y si los cimientos no fueran lo suficientemente resistentes? El desafío ante el que nos encontramos en Málaga es el de la conciencia y preparación de la ciudadanía.

Un bonito escaparate no sirve de nada si cuando entramos en la tienda no encontramos lo que desde la calle se nos hizo creer. Y esto mismo podría ocurrirnos si no comenzamos a estudiar y elaborar un Plan de Concienciación Cultural. Es necesario un aportar al malagueño una visión de su ciudad mucho más conectada con las tendencias culturales y artísticas.

Decía un anuncio de televisión que “la potencia sin control, no sirve de nada”. Y este lema podríamos trasladarlo a este artículo que redacto del siguiente modo “Una gran oferta museística sin un plan educacional, no sirve de nada”.

La manera en que Barcelona y Madrid se han hecho un hueco en el mundo es a través de su cosmopolitismo ilustrado, de su apertura de mente desde la educación y los valores. Estas grandes urbes han ido materializando su gran inquietud cultural a través de la posterior construcción de espacios en los que depositar todo el saber y el conocimiento. Es el proceso que asegura el éxito; ¿ocurre igual en Málaga? ¿Se crea oferta cultural a demanda del ciudadano?

Es el momento de hacerse preguntas y darse cuenta que la cultura no puede ser solo una bonita fachada de edificios y espacios en los que visualizar obras de arte. La cultura debe existir en la gente, y no en paredes de Museos, que es donde tiene que materializarse el conocimiento humano.

Si queremos llegar a ser una gran ciudad tenemos que empezar a darle al pueblo malagueño lo que, considero, ansía desde su más profundo ser: desarrollar inquietudes artísticas y culturales. Somos descendientes de pueblos cultos que nos dejaron sus tesoros monumentales no solo para el disfrute visual, sino también moral.

Imagen 2

Ciclos y Cursos en las escuelas, Talleres para mayores, Concursos de pintura paisajística, gymkanas culturales, etc; muchas son las posibilidades que políticos, empresarios, profesores, entre otros muchos profesionales influyentes, tienen para comenzar con esta tarea vital sin la cual la ciudad estará condenada al estancamiento y la estrechez de perspectiva. ¿Queremos un turista cultural para una semana o queremos un turista cultural para que se quede y nos enriquezca? ¿Pensamos solo en hacer caja o pensamos también en hacer de Málaga una ciudad de tendencias?

Por último, recoger dos frases del pintor y coleccionista José Cabra de Luna en su reciente investidura como Presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo:

«La realidad de cartón piedra acaba siempre siendo descubierta y despreciada»

«Hemos de convertir esa infraestructura cultural que ofrecemos, en cultura vivida, en alegría por conocerla y transmitirla»

Imagen 3

Imágenes: elmundo.es, eldiario.es