Archivo por meses: septiembre 2015

Intrahistoria del Turismo en Málaga

Estamos acostumbrados hoy día a hablar de Málaga como uno de los destinos turísticos preferidos en todo el mundo. Nos planteamos también qué cambiar o qué crear para seguir mejorando la oferta a los que nos visitan. Pero no podemos olvidar que –además de un presente y un futuro- Málaga tiene un pasado y un origen en todo este fenómeno social llamado Turismo.

La evolución del turismo en Málaga ha sido notable y ha resultado vital para el progreso social y económico de la provincia, siendo Málaga en la actualidad la provincia que más aporta al PIB andaluz. Notable es también el aumento de empadronados que se ha experimentado en municipios como Torrox, Mijas, Nerja o Marbella.

mapa_3

Pero como digo hay que mirar atrás para ser conscientes del presente y dirigirnos con criterio al futuro.

Fue a finales del S.XIX cuando encontramos los primeros datos de actividad turística en nuestra provincia. El romanticismo de la época encajaba en una Málaga exótica que por entonces mostraba sus más puros encantos, sucumbiendo a ellos afamados artistas, escritores e ilustres viajantes como Washington Irving, un apasionado de Andalucía.

A través de la burguesía es como se llegó a institucionalizar y regularizar este movimiento poblacional que poco después se convertiría además en fuente principal de ingresos para las arcas públicas. Surge en esos momentos la Sociedad Propagandista del Clima y el Embellecimiento de Málaga, primer órgano encargado de las iniciativas promocionales de la provincia.

Málaga sufre una grave crisis económica por entonces, y ante esta situación surge la figura de don Narciso Díaz de Escovar (fundador de la Organización antes señalada), quien propone aprovechar las bondades climatológicas de la provincia para atraer el interés de otras poblaciones españolas y extranjeras.

asdsassssss

Imagen de Narciso Díaz de Escovar

Encontramos en 1872 un artículo sobre la Feria de Málaga publicado en <<El Avisador Malagueño>>, escrito por don José María de Sancha, y que muestra la conciencia que se empieza a crear en Málaga en torno a esta interesante propuesta de dar a conocer las bondades de nuestra tierra.

Destaca en esta primera etapa de nuestra historia como destino turístico el hecho de venderse a Málaga como tierra para vacaciones de invierno. No fue hasta el primer tercio del S.XX cuando se empezó a popularizar en el sur de Europa el baño de sol, lo que llevaría a un giro promocional de nuestra tierra.

Surgen por entonces eventos de ocio que ayudarán a la llegada de visitantes y al establecimiento de residentes extranjeros, hablamos de la Semana Santa de Málaga y la Feria. Asimismo, se lleva a cabo la construcción de espacios de esparcimiento enfocados a los cada vez más amantes del sol y playa; en este sentido encontramos los Baños de Nuestra Señora del Carmen (1918) y la apertura al público del Campo de Golf de Torremolinos (1928)

Un dato relevante es que en 1929 Málaga tuvo la visita de 12.313 personas, convirtiéndose en la quinta provincia de España con más número de visitantes, tras Madrid, Barcelona, Sevilla y Granada. Esto provocó el surgimiento de nuevos y mejores Hoteles, hecho que se prolongará hasta nuestros días.

asdsssdd

Imagen de los Baños del Carmen, años 20

Pero todo ese avance se frenó con la Guerra Civil y el periodo de posguerra. España estuvo hasta inicios de los 50 sumida en una gris y triste situación geopolítica que empezó a desaparecer gracias a la mejoría económica experimentada –gracias fundamentalmente al Plan Marshall- por la mayor parte de las naciones occidentales posibilitó, junto con el avance de los transportes y la progresiva disminución de las restricciones que sobre los cambios de divisas y los viajes habían predominado en los años siguientes a la Segunda Guerra Mundial, que un número creciente de sus ciudadanos pudieran emprender viajes de placer.

Es entonces cuando comienza el periodo dorado de la Málaga turística, hablamos de finales de los años 50 y toda la década de los 60. Torremolinos es el epicentro del boom que se produce en aquellos años, y gracias a Torremolinos comienza a conocerse Benalmádena, Fuengirola, Mijas,…Lo de Marbella ya es otra historia fruto de personajes de la aristocracia europea que se enamoran de ese bello rincón malagueño hasta el punto de atraer grandes fortunas o incluso estrellas del celuloide, como Grace Kelly, Frank Sinatra, Orson Welles, entre otros muchos. Una desinteresada labor promocional gracias a la cual Marbella es conocida hoy día en todo el mundo.

Términos como “Costa del Sol” o conceptos como el de “Sol y Playa” surgen durante esta gran época del Turismo en Málaga.

Ya la década de los 70, 80 y 90 son desarrollo de lo creado en los 50 y 60. Se consolidan las diferentes áreas de la Costa para sectores distintos de turistas y, por ende, la configuración  de oferta de ocio e infraestructuras hoteleras e incluso públicas.

Hoy día, junto al <<Sol y Playa>>, fuente principal de ingresos en nuestra provincia durante 50 años, las instituciones han empezado a darse cuenta también del potencial de nuestra tierra en otros campos como el del turismo activo, el turismo cultural y el gastronómico. En los últimos años las principales estrategias y misiones promocionales se han centrado en la desestacionalización y en dar a conocer los numerosos y atractivos de nuestra provincia.

¿Cómo está Málaga en la actualidad? Málaga en este año 2015 ya ha batido récords de visitantes y número de pernoctaciones en los dos primeros trimestres. La oferta de Málaga ha crecido de forma excepcional y logra cubrir la demanda de turistas de muy diversa índole. Crecemos y crecemos, y esperemos que también nos “eduquemos”.

78518265_Sean_Conner_82173c

Imagen de Sean Connery en su casa de Marbella